Este capítulo me bloqueaba. Estaba demasiado disperso por ciertas obligaciones y no había manera de ponerme en serio con la animación. Llegué a grabar un “borrador” del episodio que consistía en mí leyendo el guión delante de la cámara, a lo pasivo-agresivo, con la excusa de que uno de los actores no me había entregado sus líneas.

Entonces pensé, ¿qué harían otros directores?

Anuncios