LIBROS CIERTAMENTE RESEÑABLES:
“Frankenstein”,
(Mary Wollstonecraft Shelley, 1818).
***
[Guión de Víctor Pintado, agosto 2013]
————————————–

ESC 1
Iba a reseñar otro libro, pero leí “Frankenstein” justo después de leer “Otra vuelta de tuerca”, y aún tenía la mente llena de teorías, reinterpretaciones, y ansias detectivescas. Es como cuando ves una peli de David Lynch, y justo después ves “El Chavo del Ocho”.

ESC 2 – VECINDAD DEL CHAVO
El Chavo da patadas en el suelo de alegría. Luego vemos sus piernas en primer plano.

AGENTE COOPER [off]
Recuerde que se puso a dar pataletas de alegría.
Eso simboliza que tendremos que patear el terreno,
pero que debemos mantener la esperanza.

ESC 3
La primera vez que leí “Frankenstein” me aburrí. Mucho.
Me sobraban las cartas y el diario del marino; me sobraba tanto suspense alrededor de los asesinatos. ¿Quién iba a ser, el profesor Waldman?
Pero esta segunda vez, le vi otra lectura. Una reinterpretación que convierte un folletín de serie B en una novela profunda y de lo más interesante. Esta otra lectura es:
LA CRIATURA NO EXISTE.

Hay eventos en la trama que dan a entender que sí. Pero creo que todos se pueden rebatir. ¡Voy a intentarlo!

Lo primero que me dio la pista fue justo lo que en su día me aburrió más: la introducción del marino Walton.
Robert Walton es el “Super Narrador”, que nos cuenta lo que le relató Frankenstein. Walton quería ser poeta, pero como no se había inventado la bragueta, tuvo que meterse a marino.
Ansiaba conocer a un amigo, y rescató al doctor Frankenstein del polo norte.
Remarquemos: poeta frustrado.

ESC 4
A través de Walton, leemos el relato del buen doctor. Frankenstein iba para genio científico, pero leyó demasiados libros de Cornelio Agrippa y Paracelso, alias Von Hohenheim.
[INCISO: Full Metal Alchemist]
No dan a entender muy bien si es por la alquimia, pero crea un hombre.
[INCISO: Cortometraje de Edison]
En la película de Edison le hornea como un bizcochito.
Pero de tan feo que le sale, huye.
Cuando vuelve, la criatura ya no está. La verdad, yo me hubiese preocupado. Pero lo dicho, el buen doctor tampoco estaba seguro de que fuese real.

ESC 5 – CARTA DEL PADRE

PADRE [off]
Querido Víctor:
Han matado a tu hermanito William,
del que recién supiste hace unas páginas.
Tu padre,
Alphonse Elric Frankenstein.

ESC 6
¿Quién lo habrá matado? ¿El monstruo?
¡¡¡NO, EL MONSTRUO NO EXISTE!!!
¿Y por qué me gusta pensar que no existe?
Porque si no es imaginario, condenan a muerte a una criada inocente, lo que implica que la novela se desvía a una crítica contra el sistema judicial, cosa que no tiene nada que ver.

ESC 7 – INT. DIA. VICTOR LEYENDO

VICTOR
Qué pena, matan a Justine…
Justine… ¡Justin Bieber!
¡Que se muera, no haber confesado!

ESC 8
En cambio, si la condenada es culpable, es un drama doble.
Por un lado, el de Frankenstein, asegurando que la condenada es inocente porque se siente el verdadero culpable.
Y por otro, el de Justine mintiendo a Elizabeth para que la recuerde con amor.
¿No es esto el verdadero terror?

ESC 9 – EXT. DIA. CAMPO

FRANKENSTEIN [off]
“Yo era un monstruo,
y nadie jamás podría concebir
la amargura que sufrí entonces.”

Frankenstein se sube al monte para tener una conversación con su bicho. Una conversación shakespeariana, sin testigos.

FRANKENSTEIN
¡Monstruo abominable!
¡Eres un demonio,
y las torturas del infierno
son una venganza demasiado dulce
para los crímenes que has cometido!
¡Maldito demonio!
¡Y me reprochas tu creación!
¡Ven, para que pueda apagar la llama
que de tan imprudente modo encendí!

CRIATURA
¡Calmaos! Os suplico que me escuchéis,
antes de que descarguéis vuestro odio
sobre mi desventurada cabeza.

Y la criatura le cuenta lo que ha estado haciendo.

CRIATURA [Socarrón]
Pues lo típico:
me desperté en una cama desconocida,
me puse un chambergo que vi por ahí
y salí por patas.

Pero hay una parte que no me termino de creer.

CRIATURA
Luego conocí a unos amables granjeros
gracias a los cuales aprendí las artes del lenguaje,
pues el hijo se iba a casar con una turca,
y claro, le daban clases
y yo me ponía de oyente a lo lejos.

ESC 10
Recapitulemos. Robert Walton, poeta frustrado, transcribe la historia que le cuenta un tipo que leía a Paracelso y se lo creía. A ese tipo un monstruo le cuenta la aventura de un francés que se enamora de una turca…
[INCISO: Muñecas rusas]
Por lo que a mí me respecta, el testimonio del monstruo se lo ha inventado Walton para lucirse delante de su hermana, que es quien recibe sus escritos.
No hay una sola prueba de que exista la criatura. Sólo al imaginamos porque lo dice el marino. Como mucho, podrían servir las cartas de la turca.

ESC 11. EXT. DIA. CAMPO

CRIATURA
Las tengo aquí mismo,
pero ya te las daré luego,
que ahora va a hacerse de noche.

FRANKENSTEIN
Vale, vale, me fío.

ESC 12
Total, quedan en que Frankenstein le hará una novia al monstruo. Se ve que las mozas se fijan más en sus ropajes mugrientos que en que sea un tipo alto, fuerte y de nervudos miembros. Hoy triunfaría en cualquier discoteca, o polígono industrial.
Pero el buen doctor se arrepiente de la promesa, y el monstruo le advierte:

ESC 13 – INT. DIA. VENTANA DEL CASTILLO

CRIATURA
¡Asistiré a vuestra noche de bodas!

ESC 14 – INT. DIA. PUERTA DE CASA

FRANKENSTEIN
Elizabeth, quédate aquí, enseguida vengo.

ELIZABETH [off]
De acuerdo, querido.

[F. cierra la puerta tras de sí]

FRANKENSTEIN
Es mejor dejarla sola
a que presencie el horrendo combate.

[Ruido de cristales rotos y gemir de cama.
F. sigue sin enterarse, blandiendo una ramita.]

ELIZABETH [off]
¡¡Oiga, ¿quién es usted?!!
¿Cómo osa irrumpir en mis aposentos?
¡Aah! ¡Mmmh…!
¡Irrumpa, irrumpa!
¡Aaah…!

ESC 15
Vale, esta muerte podría ser una buena prueba de que el monstruo existe. Pero volvamos a tener en cuenta que el narrador es un hombre que ha sufrido fiebres y delirios.
¿Quién dice que, tras salir del dormitorio, no se metió de nuevo con una personalidad maligna?
¿Quién dice que no fue algún garrulo random del pueblo, como con la muerte de Henry?
¿Quién eres para juzgar cómo leo un libro?
¡Déjame disfrutarlos a gusto!
ESC 16 – EXT. DIA. AUTOSTOP
Frankenstein se cabrea y decide perseguir a la criatura hasta el fin del mundo.
[F. hace autostop a la vera de un camino. Lleva un cartel: “Polo Norte”]

ESC 17 – EXT. DIA. POLO NORTE
Y aquí llega lo podría denominarse la prueba definitiva de que mi teoría está equivocada.
Hay testigos que ven al monstruo.

[Flema británica]

FRANKENSTEIN
Disculpe mi intromisión.
¿Ha visto a una criatura dantesca?
Lo busco y persigo con afán.

TESTIGO
Sí, soy testigo de ello.
Marchó por allá.

FRANKENSTEIN
Gracias, que Dios le bendiga.

Pero yo creo que sucedió así:

[F. está loco y el Testigo le sigue la corriente por miedo]

FRANKENSTEIN
¡Moshtrooooo! ¡Moshtroooo! ¿Ondeeeeeeee?
[Testigo señala lejos]
¡Ueeeeee! ¡Te viá matáaa, moshtrooo!

ESC 18
Y como del testimonio de Walton no me fío tampoco,
me quedo con el apasionante relato de una mente atormentada.
Así pues, “Frankenstein o el Moderno Prometeo” no sería pionera de la ciencia-ficción, sino del misterio psicológico.

ESC 19 – EXT. DIA. CEMENTERIO
[Tumba de Mary Shelley. Sobre la lápida hay un premio de ciencia-ficción, como el Premio Minotauro. Desaparece con un ¡plop!]

ESC 20
¡O no! ¡También puedes leerlo tragándote las 20 páginas de Walton porque sí! ¡Y la parte de los novios turcos, muy creíble, por supuesto! Así también tiene sentido todo. Y mantiene el interés. Sí, sí.

TOMAS FALSAS

Anuncios